¿La leche de almendras se puede calentar?

La leche de almendras se pueden calentar, si embargo, dependiendo del tipo de vegetal o fruto seco obtendremos resultados muy diferentes. Esto se debe a que estas bebidas son a base de alimentos vivos y contienen sustancias que al entrar en calor hace que cambien sus texturas. Por eso se recomienda comprar la mejor leche de almendras.

Por ejemplo, algunas se volverán como un mousse, otras se calientan normalmente y otras se vuelven pegajosas o muy cremosas. A diferencia de la leche de avena que se espesa al calentarse, la de almendras se mantiene líquida, sin embargo debemos tener en cuenta un par de cosas antes de poder calentarla..

se puede calentar la leche de almendras

¿Se puede calentar la leche de almendras casera?

Tanto la leche de soja como la leche de almendras casera son las que más mantienen su estructura al calentarse, lo que las vuelve ideales para mezclar con café, hacer puré, batidos, smoothies y hasta arroz con leche.

De hecho el arroz con leche tradicional es a base de almendras, pues este se cocina a la perfección en la leche del fruto seco. A continuación algunos consejos que le ayudarán a calentar la leche de almendras con un resultado exitoso.

Si deseas conocer como hacer leche de almendras gourmet, visita el enlace, este es tu momento.

Trucos básicos para calentar leche de almendras o leche vegetal

  1. No hervir la leche. Lo primero que debemos saber es que ninguna leche debe llegar a hervor, ya que pierden parten de sus nutrientes y cambian su textura, incluso algunas pueden llegar a cortarse. Tomarán un aspecto feo y en ocasiones se espesarían demasiado.
  2. Calentar a fuego lento. Siempre que caliente una leche de almendras o leche vegetal deberá hacerlo a fuego lento y removiendo con una cuchara para evitar que se pegue del fondo de la olla. Las leches caseras crean sedimentos cuando están en reposo y si la exponemos al calor por mucho rato se homogenizan.
  3. No recalentar o enfriar luego de haberla calentado. Las leches vegetales están hechas a base de alimentos vivos, estos son sensibles a los cambios de temperatura y pueden dañarse, por lo que no es conveniente que luego de calentarla y nos sobre meterla a la refrigeradora de nuevo.
  4. Calentar la leche en olla. Cuando calentamos la leche en una olla a fuego lento el líquido se evapora, esto pasa incluso con la leche de vaca y tiende a crear cuajos o natas en este. La leche de almendras al calentarse en olla suele generar pequeñas natas.
  5. Calentar la leche en el microondas. Al calentar la leche en el microondas no lo hacemos por inducción sino por radiación directa. Es decir, se calientan todas las moléculas de agua del líquido, esto no permite que se creen natas o que se espese, teniendo una leche caliente sin cambiar su estructura.

Con estos consejos podrás calentar tu leche de almendras sin problemas y tener una bebida perfecta y deliciosa.

Resumen
Fecha
Titulo
Marina
Puntuación
51star1star1star1star1star

Deja un comentario